Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Cieza entra en el programa de lucha contra la infravivienda

Cieza.es | 14 de junio de 2022 a las 14:13

Cieza ya está dentro del "Programa de actuaciones y acompañamiento al realojo de familias en situación de exclusión social" de la Comunidad Autónoma de Murcia. El alcalde de Cieza, Pascual Lucas, firmaba este lunes en el Palacio Aguirre de Cartagena el protocolo para la erradicación del chabolismo y personas sin hogar en el municipio.

El regidor ha indicado que "no es solo una firma es un gran paso para nuestro pueblo, un logro muy trabajado y deseado por la Concejalía de Política Social. El programa da respuesta a las familias vulnerables a través de la actuación y el acompañamiento al realojo en situaciones de exclusión social y residencial".

El consejero de Fomento y la consejera de Política Social firmaban este protocolo de colaboración con los alcaldes para brindar una nueva oportunidad a las familias mediante el acceso a un hogar. 113 personas han accedido a una de las viviendas compradas y acondicionadas por el Gobierno regional, de los que 62 eran menores y 51 adultos.

Se amplía de esta forma el programa para luchar contra la infravivienda en la Región de Murcia a los municipios de Cartagena, Cieza, Fuente Álamo, Lorca y Puerto Lumbreras. El objetivo es facilitar a las familias el acceso a un hogar y contribuir a que abandonen la situación de exclusión social.

Un total de 113 personas han podido acceder ya a una de las viviendas compradas y condicionadas por la Comunidad. De ellas, 62 eran menores y 51 adultos.

Este programa, cofinanciado con fondos europeos FEDER y FSE y de la Comunidad Autónoma, que lidera el Gobierno regional, cuenta con la colaboración de los Servicios Sociales de los municipios adheridos al programa (Alcantarilla, Cartagena, Cieza, Fuente Álamo, Lorca, Murcia, Mazarrón y Puerto Lumbreras) y la entidad social Habito.

La Consejería de Fomento e Infraestructuras se encarga de la compra y adecuación de las viviendas para destinarlas al realojo de las familias. Para ello, se tienen en cuenta las necesidades de cada familia y que cumplan con los requisitos exigidos (proximidad a servicios e integración en los entornos residenciales) y el visto bueno de los ayuntamientos y la ONG.

A continuación, las viviendas adquiridas se incorporan al parque de vivienda pública del Ayuntamiento para destinarlas a las familias en situación de exclusión social y de vulnerabilidad severa.

La Consejería de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias, Política Social y Transparencia, en coordinación con los servicios sociales de los municipios y Habito, hace el seguimiento de las familias para garantizar su plena integración social.