Ayuntamiento

La artista ciezana María Sal expresa el dolor a través de pinturas que hieren y cauterizan al mismo tiempo

Cieza.es | 20 de noviembre de 2020 a las 11:23

Las heridas físicas y emocionales, y las cicatrices que marcan el cuerpo y el alma, han dejado de ser una parte del bagaje tremendamente personal con la que crea la artista ciezana Maria Sal tras la inauguración de 'En canal'. Ella no pudo mostrar este miércoles desde la sala de Ámbito Cultural de El Corte Inglés, en Murcia, su felicidad por la presentación en un acto que le hubiera gustado estar de no haber sido por las restricciones impuestas por la crisis sanitaria. Pequeña pega que no empañó una apertura con aforo limitado en el que la satisfacción de los asistentes fue evidente. Sin embargo, estaban todos sus familiares y amigos, y ante ellos, la periodista y comisaria de la exposición María José Cárceles explicaba la obra que la joven pintora había reservado celosamente para su primera muestra individual en la Casa de Cultura de Yecla y cuyo elogio administraba con mesura. Son cuadros que, como la lanza de Aquiles, hieren y cauterizan al mismo tiempo.

"Es una reflexión sobre heridas abiertas y su proceso de cicatrización en el ser humano. De todo tipo de heridas, de los más superficiales rasguños, de los más fieros zarpazos¿ No es una obra de expresión de dolor, sino una ventana abierta a la esperanza de la curación, en la capacidad de sanación física y mental que tenemos todos, aunque esas pasadas heridas nos dejen cicatrices para que siempre recordemos, al verlas, que debemos de evitar todo aquello que el pasado nos ha hecho el más mínimo daño". Las palabras de Joaquín Salmerón Juan, padre de la artista ciezana, podrían presidir toda parada reflexiva y emocional en nuestro presente. Pinturas y palabras, entre ellas la suya, se entrelazan en la exposición compuesta por una decena de obras. Desde su primera muestra individual incluida dentro del Plan de Espacios Expositivos promovido por el Instituto de Industrias Culturales y las Artes de la Región de Murcia, María reajusta su pensamiento y su plástica al mundo que le ha tocado vivir.

Ámbito Cultural propone su mirada sobre la complejidad física y cognitiva del ser humano como ejemplo de dificultad a la hora de cicatrizar las heridas físicas y emocionales con respecto al de todos los demás seres vivos. Es la base conceptual sobre la que la artista despliega la paleta de su sensibilidad. Parece una colección de pinturas independientes hasta que todas se ensamblan al final del recorrido ante el asombro del espectador. Ahí radican los muchos quilates de esta apabullante galería donde los textos juegan un papel para comprender esos cuadros. Crear belleza, seducir a través de ella, es una de las razones de ser del arte. Y para la autora, 'En canal' busca esa conexión con el espectador y confía en que ese muestrario del proceso de cicatrización pueda servir al público a reflexionar. En sus propias palabras, "está hecho desde la esperanza". Cada composición de características minimalistas, creada con técnica mixta, provoca una emoción estética.

María Sal es la punta de lanza de la renovación de las artes plásticas contemporáneas en la Región de Murcia. Su gran talento creativo al abordar la pintura queda de manifiesto en esta colección por la singularidad y el propio sello de su trabajo. Y es que ha logrado conseguir no sin esfuerzo, a juicio de Cárceles, "un ajuste de colores en la composición y a la vez acentúa los contrastes tonales, dando así una sensación de la mayor relieve. Las pinceladas trazadas con colores puros se difuminan a la vez que nos alejamos del cuadro, dando una serie de matices con carácter y calidad pictórica a la obra. Su cromatismo y mezcolanza de tonalidades en equilibrio hace que el actor visione, enfoque, se aleje y se deje llevar por el vórtice central, separándose el resto de la herida". Se notaba que esta periodista de larga experiencia ha disfrutado preparando esta primera propuesta, que estrena un ciclo de exposiciones dedicado a jóvenes valores murcianos.

Repasando su biografía a vuela pluma podría creerse que lo de María Salmerón Teruel (Cieza, 1996) con el arte fue una vocación tardía, pero nada más lejos. Su etapa como adolescente antes de cursar los estudios de Bachillerato de Artes en el IES Diego Tortosa también convivieron con la pintura. Con 8 años y cuando aún estaba en el colegio, dibujaba. Llegó un momento en que la pintura y la juventud entraron en competencia y optó por la primera. Desde entonces, y tras graduarse en Bellas Artes por la Universidad de Granada, la joven ciezana ha participado en distintas exposiciones colectivas dentro y fuera de la Región, entre ellas 'Luz de sonido' y 'Confinados'. Pero más allá de esa incipiente trayectoria es unánimemente reconocida como una artista emergente por su primera muestra individual 'En canal' tras pasar por Yecla y recalar en Murcia. El reconocimiento a su persona le llega por su coherencia y honestidad al margen de modas y corrientes, manifestada en su creación continua.

La presentación estuvo presidida por el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Murcia, Jesús Pacheco, que en su intervención destacó también la belleza de las cicatrices de la vida. poniendo de relieve la técnica 'kintsugi', "una milenaria tradición japonesa que es una filosofía de vida". También dio su apoyo a la joven artista con su presencia la concejala de Museos del Ayuntamiento de Cieza, Conchi Villa. También hizo suyo el mensaje de dolor y esperanza que encierra la obra. Entre las los asistentes se encontraban el director de los espacios expositivos del Ayuntamiento de Murcia, el artista Álvaro Peña; el escritor ciezano Pedro Luis Ladrón de Guevara, el presidente de la Asociación de Cronistas Oficiales de la Región de Murcia, Ricardo Montes o el escritor Rafael Hortal. Durante la visita programada a la muestra, que estará abierta hasta el 15 de diciembre, hizo de anfitrión el director de Ámbito Cultural de El Corte Inglés, David Castro.